El riesgo de cierre de un corredor de bolsa

El riesgo de cierre de un corredor de bolsa

0/5 Clasificación por estrellas
Principiante
5 minutos leídos
Escrito por: Harry Atkins
junio 9, 2020
Actualizado: noviembre 18, 2020

Los corredores de bolsa constituyen una parte crucial del mercado de valores. Le dan a millones de inversores acceso al enorme potencial de ganancias de las acciones.

Sin embargo:

¿Qué pasa cuando su corredor quiebra?

Esta guía explica más acerca de la probabilidad de que eso suceda, y qué hacer si eso sucede.

I. ¿Pueden los corredores de bolsa quebrar?

El mercado de valores es uno de los mercados de capital más líquidos que existen. Trillones de dólares cambian de manos diariamente en el mercado de valores. Dado ese hecho, se podría creer que los corredores nunca pueden ir a la quiebra.

A pesar de esto, es importante entender que los corredores fallan. Solo hay que mirar la recesión mundial de 2008 para ver una larga lista de ejemplos.

Afortunadamente, muchas jurisdicciones tienen regulaciones que protegen los activos de los inversores si un corredor de bolsa cierra debido a las cuentas segregadas de los clientes. Estas cuentas aseguran que si un corredor cierra, los únicos activos que probablemente se evaporarán son los que pertenecen al corredor y a sus ejecutivos.

El objetivo de las regulaciones es asegurar que los traders no pierdan la confianza en el mercado a causa de operaciones comerciales mal gestionadas. Estas regulaciones permiten a los corredores sufrir al máximo las consecuencias del fracaso comercial «sin derramar sangre inocente».

II. ¿Puede perder dinero y activos si su corredor cierra?

La mayoría de los países y jurisdicciones han adoptado medidas para reducir las posibilidades de que los inversores pierdan su dinero en caso de que un corredor sea insolvente. Sin embargo, estas medidas solo aseguran los activos perdidos tras la quiebra, no las pérdidas inducidas por el mercado.

  • Agencias de protección al inversor: los inversionistas en los Estados Unidos cuentan con la Corporación para la Protección de Inversionistas en Valores (SIPC) para asegurar su capital y dinero. La SIPC es el equivalente de la Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC). SIPC es una agencia del gobierno de los Estados Unidos que compensa a los clientes en caso de quiebra de un corredor. El proceso de compensación implica el nombramiento de un administrador que supervisa toda la actividad. Sin embargo, SIPC solo cubre hasta 500.000$. Por lo tanto, es posible que quiera obtener más información de su corredor en caso de que su cuenta valga más. Algunos corredores buscan seguros adicionales de empresas privadas. En Canadá, el Canada Investor Protection Fund (CIPF) ofrece una protección similar a la de la SIPC.
  • Regulaciones: los organismos de protección ofrecen una capa de seguridad para los inversionistas. Otras medidas de seguridad incluyen reguladores que supervisan la industria para prevenir el fraude y los eventos que podrían llevar a los inversionistas a perder su dinero. Por ejemplo, Canadá cuenta con la Investment Industry Regulatory Association of Canada (IIROC) que regula la conducta y las operaciones comerciales de los corredores. La Comisión de Bolsa y Valores​​ de Estados Unidos (SEC) vela por que los corredores tengan separaciones claras entre los activos de los clientes y los activos de la empresa. La SEC promulga disposiciones que prohíben a los corredores acceder a las cuentas de los clientes por cualquier motivo.

III. ¿Qué pasa si el corredor cierra?

Dos escenarios pueden tener lugar cuando un corredor se hunde. Primero, la SIPC en los Estados Unidos nombra un administrador que supervisa la compensación de los inversionistas. Esta compensación a menudo se presenta en forma de dinero en efectivo donde los inversionistas reciben el equivalente en efectivo del valor de su cuenta. Cabe destacar que la agencia compensa solamente hasta 500.000$. Si después de la liquidación el corredor no puede recaudar suficiente dinero para la compensación, la SIPC puede intervenir para cerrar la brecha.

El segundo escenario implica la transferencia de cuentas a otro corredor. Después del nombramiento de un administrador, la SPIC lleva a cabo una auditoría exhaustiva de las cuentas del corredor. Si todo encaja perfectamente, la agencia puede iniciar planes para transferir los inversores a otro corredor. Después de que la transferencia se completa, los inversores son libres de buscar nuevos corredores.

Durante este proceso, los inversores deben mantenerse al día con los acontecimientos. Por ejemplo, la SIPC podría solicitar a todos los inversionistas que presenten una reclamación antes de la compensación o de la transferencia de la cuenta. Si no se hace esto dentro de un plazo determinado, podría resultar en pérdidas.

Cursos relacionados

Por suerte, es mucho más fácil empezar con el trading de lo que era en los 90 cuando Wall Street y un gran capital eran las únicas opciones. Empiece con nuestra introducción al trading de acciones. Mientras adquiere un conocimiento básico de todos los factores más importantes, saldrá sintiéndose…
¿Está cansado de los cursos de inversión que utilizan demasiada jerga interna tratando de parecer inteligentes en lugar de educar realmente a los inversores sobre cómo tener éxito en el mercado de valores? ¡Tenemos la solución para usted! En Invezz, estamos orgullosos…
Si nuestro curso «Mercados de Valores 101» fue su introducción a la inversión en el mercado de valores, piense en el curso «Inversión en Acciones» como el siguiente paso y como su guía de nivel intermedio para invertir. Pero recuerde, esta no es una estrategia para hacerse rico rápidamente y…