Gestión monetaria: Todo lo que debes saber

Vamos con un poco de teoría sobre la gestión monetaria, o money management, para luego ver modelos que se pueden aplicar a nuestra cuenta de trading. Veremos las fases en las que se divide la gestión monetaria, los dos principales tipos de money management y el principal riesgo asociado a ellos. Antes aconsejo leer y familiarizare con la definición de gestión monetaria para hacerse con el concepto.

Fases de la gestión monetaria

Según diversos autores, en la gestión monetaria pueden distinguirse claramente tres fases en función del valor de equidad (Equity) de nuestra cuenta. Estas fases pueden ser, o no, consecutivas pero una cuenta de trading activa pasará tarde o temprano por todas ellas sin importar la estrategia utilizada.

Estas fases son:

  • Sowing o fase de sembrado: La cuenta está con su capital inicial y el trader está listo para realizar su primera operación. Durante la fase sowing el beneficio obtenido puede ser menor que el que se obtendría sin aplicar gestión monetaria alguna. Esto se debe a que a medida que se van añadiendo lotes o contratos a la cuenta de trading durante esta primera fase aún no se verán los efectos positivos de aplicar la gestión monetaria y, por el contrario, los efectos negativos de la gestión monetaria sí se dejarán sentir, en especial los efectos negativos del apalancamiento asimétrico (veremos este concepto más adelante).
  • Growing o fase de crecimiento: Durante esta fase se dejan ver los efectos positivos de la gestión monetaria mientras que los efectos negativos que se dejaban notar tan temprano se van haciendo más tenues. Durante esta fase la cuenta puede incluso mostrar beneficios operando con sistemas de trading que realmente no son eficientes en el entorno de trading dado.
  • Harvest o fase de recolección: Aquí es dónde obtenemos la recompensa de nuestra disciplina, paciencia y dónde nos alegraremos de haber aplicado la gestión monetaria. Los beneficios ya son seguros, o al menos, no hay cabida para las pérdidas, incluso si una o varias operaciones acabasen en negativo nuestro capital con el que comenzamos en la fase sowing está asegurado.

Clasificación de las estrategias de gestión monetaria

Existen dos categorías en las que se puede incluir cualquier estrategia de gestión monetaria: martingale y anti-martingale. Hay que mencionar aquí que no son estrategias de gestión monetaria, sólo categorías de clasificación.

Estrategias de gestión monetaria tipo Martingale

Las estrategias de gestión monetaria tipo martingale se basan en el aumento del tamaño de las operaciones tras cada operación que termine con pérdidas. Las estrategias tipo martingale son, en teoría, infalibles y dan beneficio seguro, pero en la práctica no son nada buenas: se requiere un capital de trading ilimitado para asegurar el éxito de este tipo de estrategias.

Para más info sobre la estrategia Martingale puedes leer La estrategia Martingala.

Estrategias de gestión monetaria tipo Anti-Martingale

Si las estrategias de tipo martingale aumentan el tamaño de la operación después de cada operación perdedora, las estrategias de gestión monetaria anti-martingale hacen justamente lo contrario: reducen el tamaño de la operación tras una operación perdedora mientras que pueden aumentan el tamaño de la operación tras una operación ganadora.

El objetivo de este tipo de gestión monetaria es proteger el capital cuándo se sufre una serie de operaciones perdedoras y potenciar los beneficios durante una serie de operaciones ganadoras. Hay que decir en este punto que las operaciones perdedoras y ganadoras no se distribuyen de forma uniforme. Por ejemplo, tienes un sistema de trading cuyas estadísticas muestran un 50% de operaciones ganadoras. Si tuviésemos una distribución uniforme obtendríamos una operación ganadora tras una operación perdedora de forma repetida en el tiempo. Sin embargo, la distribución no uniforme hace que se presenten rachas de operaciones ganadoras y rachas de operaciones perdedoras aunque en su conjunto den un determinado valor estadístico de porcentaje de operaciones ganadoras y perdedoras.

Las estrategias de gestión monetaria tipo anti-martingale engloban a una serie de estrategias y métodos de money management bien conocidos y estudiados y, por lo general, se recomiendan encarecidamente este tipo para cualquier trader, a no ser que cuentes con un capital de trading ilimitado. No obstante, también tiene sus riesgos asociados siendo el principal el efecto del apalancamiento asimétrico.

Efecto del apalancamiento asimétrico en estrategias anti-martingale

El apalancamiento asimétrico es un concepto atribuido a Ryan Jones, autor del libro The Trading Game: Playing by the Numbers to Make Millions y es un hecho inevitable si se lleva a cabo una estrategia de gestión monetaria anti-martingale aunque está presente en practicamente cualquier estrategia de trading.

Supongamos que tenemos una cuenta de trading con 10.000€ y perdemos 1.500€, esto es, hemos tenido una pérdida del 15%. Para recuperarnos ahora tenemos que ganar un 17,64% pues ahora tenemos que hacer 1.500€ respecto a 8.500. Además, en una estrategia de gestión monetaria tipo anti-martingale el efecto es aún más negativo si cabe: si perdemos reducimos el tamaño de la siguiente operación, mientras que si ganamos aumentamos el tamaño de la siguiente operación; no hay simetría en el apalancamiento utilizado. Se suma que tenemos que obtener un porcentaje de beneficio mayor al porcentaje perdida junto a un tamaño de operaciones menor. En la siguiente imagen podemos ver una representación del aumento del porcentaje de recuperación con apalancamiento asimétrico vs apalancamiento simétrico.

Efecto del apalancamiento simétrico en la gestión monetaria

Este apalancamiento asimétrico tiene un efecto negativo sobre el rendimiento y eficiencia de una estrategia de trading. Normalmente, el efecto negativo del apalancamiento asimétrico es notable al comienzo de una serie de operaciones y se va diluyendo a medida que la operatoria sigue y va desarrollando el trading, siempre que la estrategia de trading sea eficiente.

Ejemplo del efecto negativo del apalancamiento asimétrico

Vamos a exponer un ejemplo para ver como el efecto del apalancamiento asimétrico es negativo al utilizar gestión monetaria anti-martingale.

Supongamos que tenemos una cuenta en la que podemos operar con mini-lotes y nuestro capital de trading inicial es de 30.000€. Comenzamos operando con 3 mini-lotes (0,3 lotes). Para poder aumentar el tamaño de la operación al siguiente tramo, 0,4 lotes, y que se mantenga el porcentaje de riesgo tendremos que llegar a 40.000€. Supongamos que cada una de nuestras operaciones ganadoras nos da 1.000€ mientras que las operaciones perdedoras nos quita 600€. Comenzamos pues a operar con 0,3 lotes y llegamos a 39.500€. La siguiente operación es ganadora y nos da 1.000€ de beneficio por lo que nuestra cuenta llega a 40.500. Podemos pues subir el tamaño de nuestra operación al siguiente tramo. La siguiente operación es realizada con un tamaño de 0,4 lotes y resulta que es perdedora y perdemos 800€, la cuenta queda en 39.400€. El resultado es peor que si no hubiésemos utilizado gestión monetaria pues hubiésemos seguido operando con 0,3 lotes y hubiésemos perdido sólo 600€ quedando la cuenta en 39.600 en lugar de 39.400. Por tanto, el efecto del apalancamiento asimétrico es peor cuándo se utiliza gestión monetaria anti-martingale.

Sin embargo, llega un punto en que el efecto del apalancamiento asimétrico desaparece o no se nota. Por ejemplo, si seguimos el ejemplo anterior y llegamos a 41.000, perdemos 800€, nos quedan 40.200€: podemos seguir utilizando 0,4 lotes y no hay efecto apalancamiento asimétrico.

Valoración del capital de trading

A lo largo del artículo nos hemos referido en alguna ocasión al capital de trading, base de los cálculos de la gestión monetaria. Es primordial entonces valorar el capital de nuestra cuenta. Se puede utilizar como valor de la cuenta el balance, esto es, el capital que hay en cuenta sin contar el capital utilizado en las operaciones que pueda haber abiertas ni las pérdidas ni beneficios de estas operaciones abiertas. Sin embargo, es mucho más común, y puede ser mucho más efectivo, utilizar el saldo neto de la cuenta (conocido en inglés como equity).

El saldo neto se puede entender como el dinero que realmente tenemos y del que disponemos en cada momento. Existente diferentes modelos que podemos aplicar para calcular este valor.

  • Modelo de Equidad Principal o Saldo Neto Prmario (Core Equity Model): Este modelo tiene en cuenta sólo el balance de la cuenta menos el capital utilizado para abrir operaciones, esto es, el margen libre. No se tiene en cuenta el desarrollo de estas operaciones (no se tiene en cuenta beneficios ni pérdidas flotantes).
  • Modelo de Equidad Total o Saldo Neto Total (Total Equity Model): en este modelo se introduce la pérdida y beneficio flotante. Al capital inicial se resta el capital utilizado para abrir operaciones, se suma el beneficio flotante y se resta la pérdida flotante. El resultado es el capital total disponible real con el que contamos para abrir operaciones.
  • Modelo de Equidad Total Reducida o Saldo Neto Total Reducido (Reduced Total Equity Model): este es el modelo de valoración del capital de trading que puede ser más complicado y es una combinación de los otros dos. Se tiene en cuenta el capital inicial menos el capital utilizado para abrir operaciones y se suma el beneficio asegurado por órdenes stop loss en terreno positivo, por ello también se pueden encontrar referencias a este modelo como Modelo de Equidad Principal Conquistado. También, algunos autores le suman el «beneficio» obtenido de un stop loss que, aún estando en terreno negativo, haya asegurado una reducción de las posibles pérdidas.

Por ejemplo, si tenemos una cuenta con 5.000€, abrimos una operación con 0,1 lote (1.000€). La operación acumula unas ganancias de 600€, ponemos un stop loss que nos asegure 200€ de beneficio.

  • Según el modelo de equidad principal contamos con 4.000€ para abrir nuevas operaciones.
  • Según el modelo de equidad total disponemos de 5.600€ (4.000€ + 1.600€ que vale la operación abierta).
  • Según el modelo de equidad total reducido disponemos de 5.200€.

Todas las estrategias de gestión monetaria tienen sus ventajas y sus inconvenientes, ya sean tipo martingale o anti-martingale. A pesar de los riesgos asociados a cada una de ellas, es totalmente un deber del trader implementar técnicas de gestión monetaria a su portafolio pues puede significar preservar su capital, reducir sus pérdidas y maximizar sus ganancias. De hecho, una buena gestión monetaria puede marcar la diferencia entre tener éxito o no tenerlo utilizando un mismo sistema de trading mecánico.

Estrategia de gestión monetaria 2:1 para traders

Una vez que estemos familiarizados con el concepto de gestión monetaria y sepamos en que consiste podremos seguir con el desarrollo de una estrategia de gestión monetaria concreta. En este caso os voy a explicar la estrategia de gestión monetaria 2:1 para swing trading.

Se puede decir que la estrategia de gestión monetaria «2 a 1» es bastante conservadora y, como toda estrategia de money management, su objetivo es maximizar los beneficios y disminuir las pérdidas y su impacto sobre nuestra cuenta de trading. Para proteger al máximo nuestro capital esta estrategia cierra la mitad de la posición cuándo el precio se mueve a nuestro favor la misma distancia que el stop loss. Es decir, si tenemos un stop loss, por ejemplo, de 50 pips, cerramos la mitad de la operación si el beneficio llega a 50 pips. Para desarrollar la explicación nada mejor que un buen ejemplo.

Ejemplo de gestión monetaria 2:1

Vamos a suponer que nuestro sistema de trading nos indica que podemos entrar en compra en el par de divisas EUR/USD en 1.3150 con un stop loss en 1.3100. Supongamos que según nuestra gestión del riesgo y capital disponible el tamaño ideal de la posición sea de 1 lote. Así pues, entramos en compra por 1 lote en EUR/USD al precio 1.3150 con stop loss en 1.3100. Ahora, si el precio del EUR/USD se mueve a nuestro favor y llega a 1.3200, cerramos 0.5 lotes, esto es, la mitad de la operación. Dejamos el resto de la operación con el stop loss original y el take profit que haya determinado nuestro sistema de trading.

Tras hacer esto, si el mercado se vuelve en contra y alcanza el stop loss que pusimos al principio, no perdemos nada (excepto el spread o comisiones que hayamos pagado al broker). No aseguramos que las pérdidas no van a tener apenas impacto en nuestra cuenta mientras seguimos con la opción de que el resto de la operación llegue al take profit, incluso dejarlo correr si vemos que la tendencia tiene buenas perspectivas de desarrollo.

Dada la características de esta estrategia de gestión monetaria, la vea mucho mejor para swing trading que para trading intradiario o para scalping. Es una estrategia de gestión monetaria defensiva y muy conservadora.

Buena gestión de capital: clave para un Forex más maduro

Vamos a comentar hoy como un buena gestión del capital, algo conocido como money management, te hará dar un paso adelante en tu trading en forex. El money management son estrategias que, a muy groso modo, definen como gestionas tu dinero en cuanto a riesgo, apalancamiento y diversificación.

Cuando vas a invertir en una cartera de acciones siempre te aconsejarán diversificar dicha cartera llevando una parte pequeña de la inversión en acciones sólidas, algo en bonos, otra parte en stocks de pequeña capitalización, etc. Las carteras de alto riesgo, por lo general, consisten en invertir una parte mayor del dinero en activos, obviamente de mayor riesgo, menos sólidos. La posibilidad de que una acción pierda todo su valor es muy rara, incluso con la cartera más diversificada que exista. Sin usar apalancamiento la posibilidad de acabar con todo el valor de la cartera es aún más difícil.

En Forex el escenario es diferente, no tienes más que pensar en lo común que es entre los traders minoristas los margin calls. La mayoría de los traders pierden y es realmente raro que retiren sus fondos antes de fulminar su cuenta de trading.

¿Has visto la gran diferencia entre el trading de acciones y el trading en forex? Esta diferencia se debe en gran medida a una muy mala gestión del dinero, algo de lo que se habla mucho pero casi nunca se practica usando por ejemplo el máximo apalancamiento permitido por el broker, algo válido si decides apostar y probar suerte pero no si quieres que tu cuenta dure más de 1 operación, unas cuantas si tienes suerte. No es que no esté de acuerdo con que se ofrezca un alto apalancamiento, es más, me postulo en contra de la proposición de limitar el apalancamiento al 10:1 realizada por CFTC de Estados Unidos.

Pero ……. disponer de un apalancamiento alto no significa que tengas que usarlo. Una regla básica de gestión de capital: no arriesgues una gran parte de tu cuenta en cada operación. Esta regla básica, inevitablemente, impide usar un alto apalancamiento. Por suerte, hoy en día no solo disponemos de un alto apalancamiento sino también de micro trading, así que, si no quieres depositar una suma importante en tu cuenta de trading para poder operar grandes sumas sin abusar del apalancamiento, te tendrás que conformar con operar con pequeños lotes, mini lotes o, incluso, micro lotes para así usar un apalancamiento adecuado de acuerdo con el balance de tu cuenta.

Me paro un momento ahora para expresar una opinión muy personal: hay brokers que ofrecen un apalancamiento de hasta 500:1, e incluso más, y la mayoría de los anuncios publicitarios de la industria forex (lease brokers) contienen como reclamo el alto apalancamiento y las altas ganancias que puedes obtener utilizándolo. Por esto creo que los brokers juegan un papel bastante importante a la hora de permitir que el mercado y los traders, tanto los comienzan como los que llevan un tiempo, maduren. Y de ahí el título del presente artículo.

Pero aunque lo publicitien la decisión es tuya, así que sé maduro y usa el apalancamiento con un poco de cabeza. Luego ves a muchos «intentos de traders» aconsejando no operar en Forex, incluso diciendo que todo es una estafa. Probablemente estos traders abrieron una pequeña cuenta y usaron el máximo apalancamiento llegando al margin call en su primera, segunda, a lo sumo tercera operación. Si además eres un recién llegado al mercado de divisas, usar un bajo apalancamiento te permitirá realizar muchas más operaciones en vivo sin correr mucho riesgo, lo que te dará espacio y tiempo para aprender (porque en vivo es como realmente aprendes por mucho que hayas operado en demo) y así llegar a terner éxito, ganando en algunas operaciones, perdiendo en otras.

¿Existen reglas para la gestión de riesgos?

Gestionar el riesgo no es algo para lo cual exista una regla o reglas exactas y sencillas, ya que es algo totalmente variable en función del tipo de inversor que seamos. De este modo, no asumirá el mismo riesgo en cada operación un trader que opere en el intradía que un “value investor” cuyo horizonte temporal sea de meses o años. En el caso de estos últimos, son capaces de soportar pérdidas temporales cuantiosas (superiores en algunos casos al 50%) así como promediar a la baja, aspectos que un trader profesional no puede ni debe permitirse en ningún momento.

Como acabamos de decir, no existen reglas genéricas para gestionar el riesgo, pero generalmente, y de forma más específica para los traders de corto plazo, se estima que no deberían arriesgar más de un 1 ó 2% de su capital en cada operación, ya que hacerlo en cantidad superior sería imprudente y podría conducir a una merma significativa de su patrimonio. Además de esta regla de gestión monetaria del riesgo, la mayoría de traders utilizan los clásicos “stop loss” o “stop de pérdidas” que limitan sus pérdidas en caso de que el mercado se gire en su contra. Con respecto a esto último hay que señalar que lo ideal es automatizarlo y no aplicar “stop loss” mentales, ya que corremos el riesgo de no aplicarlo en la forma adecuada (existen multitud de sesgos psicológicos que nos impiden tanto vender una posición en pérdidas como cerrar una posición con beneficios).

Por ello, y para evitar este tipo de sesgos psicológicos y conductas inversoras equivocadas, Markets.com ha diseñado una serie de herramientas profesionales de gestión del riesgo en Forex, muy sencillas de utilizar y que nos van a facilitar enormemente la vida a la hora de gestionar nuestra cartera de inversión.

Modelos de gestión monetaria para el trading

Depués de haber aprendido el concepto del gestión monetaria y habernos introducido en ella, hoy vamos a ver los principales modelos de gestión monetaria que se pueden aplicar para determinar el tamaño de las operaciones, el número de lotes que ponemos en cada operación. Recalcar que esto no son estrategias de gestión monetaria en sí. las cuáles las abordaré en otro artículo, sino los modelos más utilizados para realizar los cálculos en cualquier estrategia de money management.

Si un trader arriesga mucho tendrá más posibilidades de no sobrevivir en el mercado a largo plazo ni de obtener los mejores resultados de una buena estrategia de trading. En el caso contrario, si un trader arriesga muy poco tendrá más posibilidades de que la estrategia de trading que sigue no muestre todo su potencial. Esto nos lleva a que si una metodología de trading tiene buenas expectativas, el resultado final va a depender enormemente de las técnicas de gestión monetaria aplicada, y por tanto, es clave en el éxito como trader.

Al igual que no hay un sistema de trading que se adapta a todos los traders, tampoco hay reglas de gestión monetaria que se adapten a todos los estilos de tading. Incluso algunos sistemas de trading requieren técnicas concretas de gestión monetaria y cada técnica puede ser válida para un trader mientras que puede ser totalmente inútil y descabellada para otro. Aquí voy a presentar los principales modelos de gestión monetaria con el ánimo de que se comprendan los aspectos básicos de cada uno y seas capaz de elegir el modelo que más se adapte a tí y a tu estilo de trading.

Modelo de Lote Fijo

Es el modelo más simple de gestión monetaria. Consiste en establecer el número de lotes que se van a poner en cada posición sin importar las variaciones que pueda sufrir el balance ni el valor neto de tu cuenta, siempre se operará con el mismo número de lotes por posición de forma fija. A este modelo de gestión monetaria también se le conoce como Valor Fijo.

El número de lotes elegido debe determinarse en base al riesgo a asumir, el cuál ha sido establecido de antemano. En este sentido decir que no se tiene en cuenta lo que esté pasando en el mercado, a diferencia de otros modelos de gestión monetaria en los que el comportamiento del mercado se tiene en cuenta para calcular el tamaño de la posición. Por ejemplo, tienes una cuenta de 20.000 USD y decides operar con 0,2 lotes (2 mini-lotes) en cada operación de forma fija, no importa que durante la operatoria se alternen pérdidas y ganancias, vas seguir operando con 0,2 lotes.

VentajasInconvenientes
  • Es fácil de comprender y seguir debido al tamaño constante de las operaciones.
  • Permite que los beneficios crezcan de forma aritmética. Esto es útil por ejemplo si se sacan los beneficios de la cuenta cada mes.
  • Al mantener el tamaño de las operaciones aunque cambie el balance de la cuenta, no permite mantener constate el apalancamiento utilizado. Esto puede llevar a grandes drawdowns ya que si se registran pérdidas sucesivas el apalancamiento utilizado aumenta (vea el apalancamiento y el margin call).
  • Si se persigue un crecimiento eficiente de la cuenta, el modelo de gestión monetaria de lote fijo no es el mejor pues depende exclusivamente del número de operaciones ganadoras.
  • En relación a lo anterior, utilizar el modelo de lote fijo hace que la carga del ratio de operaciones ganadoras siga pesando mucho, lo que va en contra del principal objetivo de la implementación de técnicas de gestión monetaria.

Veamos un ejemplo de cómo aumentaría el balance de una cuenta utilizando el modelo de gestión monetaria de lote fijo:

Supongamos que el trader comienza con una cuenta de 10.000 USD, opera con un tamaño de operaciones fijo de 0,1 lote (1 mini lote). Si obtiene 1 USD de beneficio por cada pip ganado y una media de 20 pips por operación, tras las primeras 50 operaciones habrá ganado 1000 USD, aumenta su cuenta un 10%. Con las siguientes 50 operaciones habrá ganado otros 1000 USD pero ahora partía de 11.000 USD por lo que el rendimiento de su cuenta es del 9.1%. Con las siguientes 50 operaciones el crecimiento de la cuenta será del 8,33%, etc. Cómo ves, el rendimiento de la cuenta va disminuyendo ya que los beneficios crecen de forma aritmética.

Modelo de Fracción Fija

El modelo de gestión monetaria de fracción fija incorpora de forma directa el riesgo en el cálculo del tamaño de las operaciones. Así, el número de lotes utilizado se va a basar en el riesgo de la operación. Este riesgo es un porcentaje (fracción) del saldo neto. El porcentaje utilizado va a ser fijo, siempre el mismo, y por ello el riesgo se mantendrá proporcional a medida que el saldo neto de nuestra cuenta aumente o caiga.

Para utilizar el modelo de fracción fija es necesario, por tanto, definir el riesgo de una operación de trading. Pues bien, el riesgo de una operación de trading es el capital que el trader perdería si la operación acabase como operación perdedora. Por lo general, esta cantidad se toma de la aplicación de los stops a cada operación. Si no se usan niveles de parada de protección, el riesgo de la operación puede ser el Drawdown máximo o la pérdida media por operación registrada en el historial de trading.

VentajasInconvenientes
  • Se preserva el capital de trading durante el mayor tiempo posible. Al ser el tamaño de las operaciones proporcionales al saldo neto de la cuenta, teóricamente es imposible la ruina total (no en la práctica).
  • Permite obtener las ventajas de la capitalización compuesta: Al aumentar el tamaño de la operación tras obtener ganancias, este modelo de gestión monetaria permite que el crecimiento de la cuenta pueda ser geométrico. Del mismo modo, el tamaño de las posiciones disminuye tras registrar pérdidas, lo que permite proteger el saldo de la cuenta de un daño excesivo durante períodos de pérdidas. El tamaño de las pérdidas es directamente proporcional al porcentaje arriesgado.
  • Si la cuenta es pequeña, el tamaño mínimo por operación así como el incremento mínimo establecido por el broker o dealer con el que se opere puede no hacer posible un aumento o reducción del tamaño de las operaciones de forma adecuada para mantener el porcentaje arriesgado fijo (por ejemplo, el broker con el que trabajes puede establecer un tamaño mínimo de 0,5 lotes e incremento mínimo de 0,1).
  • Debido también al incremento mínimo, el modelo de gestión monetaria de fracción fija resulta en rendimientos desiguales en diferentes niveles de tamaño por operación. Esto hará que en cuentas pequeñas se pueda tardar más tiempo en pasar de un nivel a otro, por ejemplo, si tienes 1000 USD y operas con 0,1 lotes (10%), para pasar al siguiente nivel (0,2 lotes) habrá que acumular un beneficio del 100% (hasta 2000 USD), mientras que para pasar al siguiente nivel (0,3 lotes) habrá que acumular un beneficio del 50% (de 2000 a 3000 USD), etc.
  • En cuentas grandes, el número de lotes utilizado puede cambiar sustancialmente de forma frecuente.
  • La reducción del tamaño por operación tras obtener pérdidas hace más difícil la recuperación tras una serie de pérdidas (entraría dentro de los tipos de gestión monetaria anti-martingala), lo que puede suponer un alto lastre tras registrar una reducción considerable de la cuenta (tras haber tenido un fuerte drawdown).

El crecimiento geométrico de la cuenta es posible al aplicar el modelo de gestión monetaria de fracción fija cuándo los beneficios obtenidos alcanzan una cierta cantidad que repercuta en un aumento del tamaño de las operaciones, es decir, el crecimiento geométrico se produce cuándo los beneficios son reinvertidos y el tamaño de las operaciones es cada vez mayor. Una vez que la cuenta adquiere un determinado tamaño, este modelo de gestión monetaria permite que se puedan hacer retiradas de un porcentaje del capital de forma regular sin afectar a la eficiencia de la estrategia de trading utilizada.

Pongamos un ejemplo para ver la diferencia entre el crecimiento aritmético obtenido con el modelo de Lote Fijo y el crecimiento geométrico obtenido con el modelo de Fracción Fija. Si realizamos dos operaciones y cada una de ellas hace crecer nuestra cuenta un 10%, al cerrar la operación tendríamos un 120% en un crecimiento aritmético (100 + 10 +10). Sin embargo, en el crecimiento geométrico obtendríamos un 121% pues en la segunda operación el 10% es respecto al saldo inicial más el 10% obtenido en la primera operación. Este es el efecto de la capitalización compuesta. Hay que comprender bien el concepto de crecimiento geométrico para entender otros modelos de gestión monetaria que veremos más adelante.

Supongamos que tienes una cuenta con 10.000 USD, tienes unas ganancias medias de 20 pips y empiezas operando con 1 lote. Tras 50 operaciones habrás duplicado el balance de tu cuenta, que es ahora 20.000 USD. Ahora empiezas a operar con 2 lotes. Ahora te toma menos tiempo para llegar al siguiente nivel que sería el uso de 3 lotes cuándo se alcancen los 30.000 USD. Cómo ves, al aumentar el tamaño de las operaciones es cada vez más frecuente el cambio del tamaño por operación y esto lleva a un crecimiento cada vez más rápido del valor neto de la cuenta. No obstante, cada vez que se aumenta el tamaño de la operación también aumenta el riesgo neto, es decir, la cantidad de dólares arriesgados. Si cuándo tenías 10.000 USD arriesgabas 1000, cuándo tengas 100.000 se arriesgarán 10.000 USD. Aunque el porcentaje se mantiene fijo, la cantidad neta no, y esto repercute normalmente en un mayor estrés y carga psicológica para el trader. A medida que el saldo de la cuenta aumenta, las subidas y bajadas se hacen más acentuadas y se puede observar mayor volatilidad en el saldo neto.

Modelo de Fracción Fija Periódica

El modelo de gestión monetaria de Fracción Fija Periódica es una modificación del anterior. En este modelo se calcula el tamaño de la operación como porcentaje del saldo neto de la cuenta pero no se recalcula el tamaño cada vez que se va abrir una nueva operación, sólo se cambiará si el saldo neto de la cuenta ha cambiado tras un cierto tiempo que puede ser un día, una semana, un mes, etc, en función de la estrategia de trading seguida se eligirá un período más corto o más largo.

VentajasIncovenientes
  • Hace más suave el efecto de la capitalización compuesta.
  • Si el período elegido y la frecuencia de operaciones es similar, el resultado será muy parecido al uso del modelo de gestión monetaria de fracción fija, por ejemplo si se realiza aproximadamente 1 operación por día y se elige 1 día como período para aplicar la fracción fija periódica.
  • Si el período elegido es largo, por ejemplo un mes, el rendimiento se mantiene estable y sufre menos impacto del efecto de la capitalización compuesta tanto en rachas ganadoras como en rachas perdedoras.
  • Si se tiene una racha de operaciones perdedoras más o menos larga, puede hacer más difícil la recuperación al punto antes de las pérdidas al utilizar cada vez un menor tamaño por operación.

Modelo de Fracción Fija del Beneficio

En este modelo de gestión monetaria la cantidad de dinero arriesgado es un porcentaje del saldo neto inicial de la cuenta más un porcentaje del beneficio obtenido en operaciones ya cerradas. Una vez que el riesgo ha sido determinado, se calcula el tamaño de la operación de la misma forma que se calcula en el modelo de Fracción Fija. Hay que tener en cuenta que si el porcentaje aplicado al saldo inicial y a los beneficios es el mismo, se obtendrá exactamente el mismo resultado que con el modelo de Fracción Fija. Los beneficios que se van acumulando ejercen un efecto amortiguador que protege al capital inicial.

VentajasIncovenientes
  • Divide el saldo neto de la cuenta en saldo neto inicial y beneficio obtenido de operaciones cerradas, lo que puede ser muy útil en algunas circunstancias.
  • Es un modelo adecuado para los que quieren preservar el capital inicial pero aún quieren tener posibilidad de beneficiarse de la capitalización compuesta al tener posibilidad de incrementar y disminuir el tamaño de sus operaciones.
  • Si ocurre un drawdown cuándo se está operando con los primeros beneficios acumulados, se pueden perder todos ellos. Se perderá el efecto amortiguador de los beneficios.

Ejemplo:

Comienzas con una cuenta de 20.000 USD. Aplicas una gestión monetaria en la que operas manteniendo un riesgo por operación del 1% del balance de la cuenta. Al cabo de 1 año la cuenta llega a 30000 USD. Ahora puedes decidir aumentar el tamaño de las operaciones aplicando el riesgo a los beneficios y manteniendo el riesgo del 1% al capital inicial, ahora puedes calcular el tamaño de las operaciones siguiendo el modelo de gestión monetaria de Fracción Fija del Beneficio determinando el riesgo del siguiente modo:

riesgo asumido = 1% de 20.000 USD (capital inicial) + 5% de 10.000 USD (beneficios)

Una vez tengas el riesgo, calculas el tamaño de la operación del mismo modo que en el modelo de Fracción Fija. De este modo, se puede tomar ventaja de la capitalización compuesta, se puede optar a unos mayores beneficios potenciales a la vez que se limita el riesgo sobre el capital inicial.

Modelo de Fracción Fija Óptima (F Óptima)

Este modelo, también conocido como «F óptima«, fue desarrollado por Ralph Vince. El modelo de Fracción Fija es idóneo cuándo las operaciones ganadoras y las operaciones perdedoras son más o menos consistentes. Sin embargo, en el trading real a menudo hay grandes desviaciones de una operación a otra. El modelo de gestión monetaria Fracción Fija Óptima intentará buscar que fracción es la que más posibilidades tiene de hacer que una estrategia de trading con resultados variables sea lo más eficiente posible.

La fracción óptima, según Vince, es aquella que ofrece un mayor rendimiento geométrico, es decir, aquella que resultará en un crecimiento geométrico mayor (recuerda el concepto de crecimiento geométrico que explicamos anteriormente). La determinación de la fracción óptima se realiza mediante la prueba de una serie más o menos amplia de fracciones fijas para elegir aquella que mejor rendimiento ofrece tras un número de operaciones determinado. Es decir, se determina mediante prueba con datos históricos.

VentajasInconvenientes
  • Se supone que al utilizar la fracción fija óptima el rendimiento obtenido tras una serie de operaciones será el mayor posible. Por ejemplo, si la fracción óptima es 10%, se arriesgará un 10% en cada operación. Tras una serie de operaciones el beneficio obtenido se supone que será mayor que si se hubiese utilizado un 9 o un 11% de riesgo para calcular el tamaño de la operación.
  • Desde un punto de vista teórico puede ser el mejor método para hacer crecer la cuenta, sin embargo, suele implicar una alta agresividad en el trading, lo cual puede ser en la práctica bastante difícil de llevar a cabo y provocar una alta carga psicológica sobre el trader.
  • El F óptima se determina mediante prueba con datos históricos lo cuál no implica necesariamente que el comportamiento del mercado, y por ende, los resultados obtenidos, se mantengan en el futuro. No se garantiza que la fracción óptima sea la óptima en el futuro.

Se puede decir que el modelo de gestión monetaria F Óptima da mucho poder al trader pero que es muy peligroso ya que si se opera por debajo de la F óptima el crecimiento será muy lento, mientras que si se opera por encima, las pérdidas esperadas, en términos de porcentaje de saldo, serán sustanciales. Este efecto se verá incrementado, tanto por encima del F óptima como por debajo, a medida que nos separemos de la fracción óptima. Este problema con las caídas de capital durante rachas perdedoras hace que muy pocos traders puedan, en la práctica, sentirse cómodos con este modelo de gestión monetaria.

Modelo de Fracción Fija Segura (F Segura)

El modelo de gestión monetaria Fracción Fija Segura, o simplemente F Segura, es derivado del modelo de F Óptima al que se introduce un límite para las pérdidas máximas durante una racha perdedora (drawdown), se limita al drawdown máximo que el trader está dispuesto a tolerar, aquellos resultados obtenidos para la fracción fija óptima que registren caídas del saldo neto superiores a este límite son descartados. De los demás, se elige el que mayor rendimiento produce como la Fracción Fija Segura.

La introducción del límite de drawdown máximo hace que este modelo pueda ser más práctico en el trading real. La F Segura se calcula en función del riesgo que el trader está dispuesto a asumir con lo que la fracción fija segura se puede ajustar a la personalidad de cada trader. Un trader conservador pondrá un límite de drawdown máximo pequeño mientras que un trader agresivo lo pondrá más grande.

Modelo de Fracción Fija Medida

El modelo de gestión monetaria Fracción Fija Medida persigue proteger las ganancias obtenidas. A diferencia de los otros modelos de fracción fija que incrementan el tamaño de las operaciones después de cada operación o después de un determinado tiempo, la fracción fija medida establece el incremento del tamaño de la operación cuándo se haya producido un determinado crecimiento de la cuenta, es decir, cuándo el capital haya crecido una cantidad previamente establecida.

VentajasInconvenientes
  • Suaviza la curva de crecimiento de la cuenta.
  • Hace más simple el cálculo del tamaño de las operaciones pues no cambia hasta que no se alcance el objetivo de beneficios predeterminado.
  • Es más fácil recuperarse de las pérdidas pues el tamaño de la operación no es reducido de forma inmediata después de cada operación perdedora. Además, como se mantiene el tamaño de la operación durante un cierto tiempo, aunque el apalancamiento utilizado aumente al seguir utilizando el mismo tamaño tras una operación perdedora, no aumenta mucho pues se cuenta con los beneficios acumulados.
  • El apalancamiento no es constante, aunque no varía tanto como el modelo de Lote Fijo.
  • Puede frenar el efecto de la capitalización compuesta durante una racha de operaciones ganadoras.

El cálculo se realiza redondeado el capital disponible a la baja. Por ejemplo, si podemos y nuestra estrategia lo permite, podemos incrementar el tamaño de la operación cada vez que acumulemos 1000 dólares de beneficio, por tanto, si partimos de 5000 dólares y nuestro capital crece a 5.200, aún utilizaremos 5.000 para calcular la cantidad arriesgada. Ejemplo:

Capital

Fracción Medida

1% riesgo

5.000 USD

5.000 USD

50 USD

5.200 USD

5.000 USD

50 USD

5.800 USD

5.000 USD

50 USD

6.000 USD

6.000 USD

60 USD

6.400 USD

6.000 USD

60 USD

6.500 USD

6.000 USD

60 USD

6.600 USD

6.000 USD

60 USD

7.440 USD

7.000 USD

70 USD

7.700 USD

7.000 USD

70 USD

8.635 USD

8.000 USD

80USD

8.400 USD

8.000 USD

80 USD

8.250 USD

8.000 USD

80 USD

10.000 USD

10.000 USD

100 USD

Ratio Fijo

El modelo de gestión monetaria Ratio Fijo, desarrollado por Ryan Jones, relaciona el crecimiento de la cuenta y el riesgo. Mediante este modelo se calcula el tamaño de las operaciones en función de los beneficios y las pérdidas. El objetivo es tomar ventaja de una racha de operaciones ganadores consecutivas. Permite ser agresivo durante rachas ganadoras y al mismo tiempo, a medida que la cuenta crece, disminuye el ritmo al que se incrementa el tamaño de las posiciones en comparación con la velocidad a la que se incrementa con los modelos de gestión monetaria de Fracción Fija y sus variantes. Así, el riesgo y el aumento de tamaño de las operaciones se van haciendo iguales a medida que la cuenta crece. Frente a una racha de reducción de capital, el modelo de ratio fijo permite disminuir el tamaño de las posiciones, si el drawdown se prolonga, el tamaño de las operaciones sigue disminuyendo. Luego veremos un ejemplo para ver como funciona.

VentajasInconvenientes
  • El modelo de Ratio Fijo tiene bajo impacto del efecto del apalancamiento asimétrico. No hay efecto negativo ante pérdidas localizadas al no disminuir el tamaño de las operaciones inmediatamente tras una pérdida (si tras drawdowns o rachas de pérdidas).
  • Permite sacar la mayor parte del potencial de un sistema de trading y, si el sistema deja de funcionar, permite al trader poder parar conservando más ganancias que con otros modelos de gestión monetaria.
  • Permite a un sistema con una tasa de operaciones ganadoras mediocre acabar con beneficios aceptables, incluso sustanciales.
  • Al no disminuir el tamaño de las posiciones de trading desde el principio de una racha perdedora, si el drawdown supera un cierto límite las pérdidas serán mayores que si se hubiese aplicado el modelo de Fracción Fija pues se hubiese disminuido el tamaño de las operaciones desde el comienzo de la racha de pérdidas. Por tanto, si se utiliza una estrategia de trading con largos drawdowns es mejor utilizar el modelo de gestión monetaria Fracción Fija.
  • En cuentas grandes puede no permitir tomar ventaja del saldo neto disponible a corto plazo pues puede tomar bastante tiempo hasta que llegue el momento de incrementar el tamaño de las operaciones.

Vamos a ver dos ejemplos de cómo calcular el tamaño de las operaciones aplicando el modelo de gestión monetaria Ratio Fijo. Veremos un ejemplo de las versión simplificada del modelo y otro ejemplo con una versión más compleja.

Modelo de Ratio Fijo simple

Vamos a suponer que comenzamos a operar con un balance de 5.000 USD. Hemos determinado que el sistema de trading que seguimos necesita de al menos 200 pips de ganancia antes de incrementar el tamaño de las operaciones. Este número de pips lo dará el sistema de trading y el grado de agresividad del trader. Decidimos que comenzamos a operar con un mini lote y supongamos que 1 pip de ganancia con este volumen de operación representa 1 dólar. Con esto tenemos que comenzamos a operar con un tamaño de operaciones de 0,1 lote y cuándo hayamos conseguido 200 pips de beneficio pasaremos a operar con un tamaño de posición de 0,2 lotes, cuándo consigamos otros 200 pips de beneficio pasaremos a operar con 0,3 lotes, etc.

Comenzamos a operar y acumulamos los primeros 200 pips, nuestra cuenta ahora ha alcanzado los 5.200 USD. Cómo hemos acumulado 200 pips de beneficio podemos comenzar a operar con 0,2 mini lotes. No obstante, si nuestro capital vuelve bajo 5.200 USD tenemos que volver a operar con 0,1 mini lote.

Seguimos tradeando y conseguimos otros 200 pips de beneficio!!! Bien!!! Ahora estábamos comerciando con 0,2 lotes por lo que cada pip vale ahora 2 dólares. Los 200 pips conseguidos valdrán 400 USD. Nuestra cuenta ha crecido hasta los 5.600 USD. Cómo hemos acumulado otros 200 pips podemos pasar al siguiente nivel del tamaño de operación, podemos comenzar a operar con 0,3 lotes. Si tenemos pérdidas y nuestro balance cae bajo 5.600 USD tenemos que volver a operar con 0,2 lotes.

Si seguimos con el ejemplo y acumulamos otros 200 pips de beneficio, la cuenta llegaría 6.400 USD. En este momento podremos comenzar a operar con un tamaño de operación de 0,4 lotes, si el balance cayera bajo 6.400 USD volveríamos a operar con 0,3 lotes.

Cómo ves, a medida que la cuenta crece disminuye la velocidad a la que se incrementa el tamaño de las o peraciones: primero de 5.000 a 5.200, luego de 5.200 a 5.600, luega de 5.600 a 6.400. Así podríamos seguir aplicando el modelo de gestión monetaria Ratio Fijo. No obstante, hay otra versión más compleja que introduce un factor de cálculo que tiene en cuenta el drawdown máximo histórico y la agresividad del trader.

Modelo de Ratio Fijo Avanzado

El modelo de gestión monetaria Ratio Fijo Avanzado es igual que el que hemos visto anteriormente salvo que introduce un factor en el cálculo del tamaño de la operación que tiene en cuenta las pérdidas máximas históricas (drawdown máximo) y la agresividad del trader. Este es el factor Delta.

Si utilizamos el mismo ejemplo que pusimos en el modelo de Ratio Fijo Simple, partimos con un balance de 5.000 USD. Para determinar el número de pips que tenemos que acumular antes de incrementar el tamaño de las operaciones:

  • Tomamos las pérdidas máximas acumuladas durante una racha perdedora, ya sean esperadas o registradas con datos históricos, esto es, el drawdown máximo. Supongamos para nuestro ejemplo que nuestro sistema de trading tiene un drawdown máximo del 15%, esto serían 750 dólares respecto a nuestro balance inicial.
  • Dividimos el drawdown máximo entre un determinado número. Este número es de elección del trader y aquí es dónde puede ser más o menos agresivo según su apetito por el riesgo. Para el ejemplo vamos a ser neutrales y lo dividimos entre 2.
  • De la operación anterior obtenemos 375 USD. Estos 375 USD va a ser el beneficio que tenemos que acumular para aumentar el tamaño de las operaciones al siguiente tramo. Nota como el número por el que se divide el drawdown máximo hace que el modelo de gestión monetaria sea más o menos agresivo, si queremos ser más agresivos dividimos por un número mayor. Si dividimos 750 entre 4 obtenemos 187,5 USD como las ganancias a acumular para pasar el siguiente tramo de tamaño de posición. Por el contrario, si dividimos por un número más pequeño seremos más conservadores. Por ejemplo 750/0,5 = 1500 USD a acumular antes de aumentar el tamaño de las operaciones.

Resumiendo, la fórmula para calcular delta es:

Ratio Fijo (Delta) = Max. Drawdown / 2

Ahora que hemos calculado delta, podemos calcular los niveles a los que incrementaremos el tamaño de las operaciones con la siguiente fórmula:

Siguiente nivel = Nivel actual + (Numero de nivel * Delta )

Así, siguiendo con nuestro ejemplo, comenzamos a operar con 0,1 lote y:

  • Primer nivel: 5.000 + (1 * 375 USD) = 5.375 USD – comenzamos a operar con 0,2 lotes, si nuestro capital cae por debajo de 5.375 volveremos a operar con 0,1 lote.
  • Segundo nivel: 5.375 + (2 * 375 USD) = 6.125 USD – comenzamos a operar con 0,3 lotes, si el capital cae por debajo de 6.125 USD volvemos a operar con 0,2 lotes.
  • Tercer nivel: 6.125 + (3 * 375 USD) = 7.250 USD – comenzamos a operar con 0,4 lotes, si el capital vuelve bajo 7.250 volveremos a operar con 0,3 lotes.

Modelo de gestión monetaria Porcentaje de Kelly

El modelo de gestión monetaria «Porcentaje de Kelly» es un modelo de Fracción Fija Óptima en el que la optimización es realizada utilizando la fórmula de J. L. Kelly. La fórmula de Kelly ha sido descrita por grandes traders como un método efectivo a largo plazo. Su principal inconveniente es que, utilizando el porcentaje de Kelly, puede costar mucho recuperarse si se sufre un alto drawdown. Además, suele ser bastante agresivo.

La fórmula del porcentaje de Kelly determina el tamaño de cada operación en función del ratio de operaciones ganadoras (tasa de éxito) y del factor de beneficio:

Porcentaje de Kelly = Tasa de éxito – [(1 – Tasa de éxito) / Factor de beneficio ]

Por ejemplo, si el factor de beneficio es 2:1 y tenemos una tasa de éxito de 50% (mitad de operaciones ganadoras y mitad perdedoras):

Porcentaje de Kelly = 0,5 – [(1 – 0,5) / 2 ] = 0,25

Según la fórmula de Kelly la mejor Fracción Fija Óptima es el 25%. Cómo ves, es muy agresivo.

Modelo del Precio Efectivo

El modelo de gestión monetaria del Precio Efectivo considera cada posición como individual y se base en la apertura y cierre de posiciones parciales. El trader detecta una oportunidad de trading y abre la primera posición, esta es la Posición Principal. Si hay más operaciones abiertas en el mismo par y en la misma dirección serán tratadas como independientes.

  • La primera posición es la principal, la que lleva el eje de las demás decisiones. Si la primera posición alcanza el objetivo de beneficios fijado y el plan de trading es aún válido, el trader buscará una nueva oportunidad de entrada.
  • El trader puede abrir nuevas operaciones aunque la operación principal no haya alcanzado el objetivo de beneficios con el propósito de mejorar el precio de la operación principal aunque las operaciones siguientes seguirán siendo tratadas como independientes desde un punto de vista técnico.
  • El beneficio de las operaciones adicionales a la principal repercutirá en un mejor precio efectivo de la operación principal calculando el coste como coste de la operación principal menos el beneficio de las operaciones siguientes. En la práctica es más fácil verlo como una mejora del precio de entrada efectivo de la operación principal.
  • El trader debe establecer de antemano el máximo de operaciones abiertas en la misma dirección para disminuir el impacto negativo de un escenario adverso. Este máximo de operaciones abiertas en la misma dirección se basa en el drawdown del saldo neto que se puede experimentar con cada plan de trading.

El espíritu de este modelo de gestión monetaria es comenzar con un tamaño por operación bajo, para protegerse de un escenario adverso. En caso de que el escenario se desarrolle a favor, se abrirán nuevas operaciones que mejorarán el precio efectivo de la operación principal y, por ende, el beneficio obtenido.

VentajasInconvenientes
  • Permite moderar los beneficios intentando mantener las pérdidas bajo control.
  • Mejora las probabilidades de éxito de cualquier posición.
  • Reduce el estrés y la carga psicológica en entornos de mercado desfavorable.
  • Este modelo de gestión monetaria prueba que sistemas de trading simples y/o basados en indicadores técnicos pueden ser rentables.
  • No ofrece un rendimiento óptimo en sistemas seguidores de tendencia dónde otros modelos de gestión monetaria ofrecen un comportamiento mejor.
  • El modelo de precio efectivo suele requerir experiencia y madurez como trader así como una buen comprensión de los objetivos y capacidades personales.

El modelo de gestión monetaria de coste efectivo no es una técnica que ofrezca un fórmula para calcular el tamaño de las operaciones aunque tendrá en cuenta factores como el máximo drawdown permitido o el número máximo de posiciones en la misma dirección permitidas.

Por ejemplo, para calcular el tamaño por operación con este modelo de gestión monetaria con estos datos:

  • Tamaño de cuenta 100.000 USD
  • Racha de Pérdidas Máxima en el saldo neto: 6% (6.000 USD)
  • Posiciones abiertas máximas: 3

Si partimos de estos datos, debemos dividir el drawdown máximo (1.000 USD) entre el número máximo de operaciones que potencialmente podemos tener abiertas en algún momento. El resultado es 2000 USD. Esto significa que cada de nuestras posiciones puede perder como máximo 2000 USD, lo que serán 200 pips si operamos con 1 lote estándar, o 100 pips si lo hacemos con 2 lotes. Aquí ya entra en juego dónde queda situado el stop loss de nuestro sistema de trading para elegir el tamaño de la operación que más se adapte.

¿Qué modelo de gestión monetaria debo utilizar?

Para responder a esta pregunta vuelvo al comienzo del artículo. No hay una respuesta firme sobre que técnica de gestión monetaria te ayudará mejor a decidir el tamaño de tus operaciones. Esta decisión debe estar basada en la estrategia de trading que sigas.

Por ejemplo, si sigues un sistema de trading que sigue tendencias a largo plazo, podrás obtener grandes beneficios pero también puede que veas períodos de largos drawdowns. Lo mejor será seguir un modelo de gestión monetaria que no haga estos drawdowns más peligrosos o que los disminuyan. Por el contrario, si sigues un sistema de trading con una alta tasa de éxito, con pequeños beneficios y pequeñas pérdidas, podrás centrarte en maximizar estás pequeñas pérdidas.

El incremento del tamaño de las operaciones y el manejo de posiciones abiertas es más difícil que encontrar oportunidades de entrada al mercado. Siguiendo una estrategia de gestión monetaria esta tarea se hace más llevadera. Sea cuál sea el modelo que elijas, recuerda que comerciar en los mercados financieros con una estrategia de gestión monetaria es siempre mejor que hacerlo sin ella.


Dato verificado

Nuestros editores verifican todo el contenido para garantizar el cumplimiento de nuestra estricta política editorial. La información de este artículo está respaldada por las siguientes fuentes confiables.

Advertencia de riesgo

Invezz es un lugar donde las personas pueden encontrar información confiable e imparcial sobre finanzas, trading e inversiones, pero no ofrecemos asesoramiento financiero y los usuarios siempre deben realizar su propia investigación. Los activos cubiertos en este sitio web, incluidas las acciones, las criptomonedas y las materias primas, pueden ser muy volátiles y los nuevos inversores a menudo pierden dinero. El éxito en los mercados financieros no está garantizado y los usuarios nunca deben invertir más de lo que pueden permitirse perder. Usted debe considerar sus propias circunstancias personales y tomarse el tiempo para explorar todas sus opciones antes de realizar cualquier inversión. Lea nuestro descargo de responsabilidad sobre los riesgos >