Los datos históricos de pérdida de empleos no impulsan el oro

Los datos históricos de pérdida de empleos no impulsan el oro
  • Los desalentadores datos de las nóminas no agrícolas no mueven la aguja por el oro
  • Los últimos acontecimientos han refrescado los sentimientos de "riesgo"...
  • El movimiento de la tasa de interés en territorio negativo podría ser el próximo detonante para el oro

Los datos del Departamento de Trabajo de EE.UU. mostraron que las nóminas no agrícolas de abril disminuyeron en 20,5 millones de puestos de trabajo, mientras que la tasa de desempleo subió al 14,7%, el nivel más alto desde principios de la década de 1930. Contrariamente a las expectativas, como suelen hacer los mercados, los pésimos datos provocaron un repunte en las acciones, con el índice S&P 500 cerrando un 1,69% más alto. Por otro lado, el contrato de futuros de junio de Comex para el oro cayó $11,90 dólares, o un 0,7%, a $1.713,90 dólares la onza.

La única explicación es que los mercados ya habían descontado los datos de las nóminas no agrícolas de los reclamos semanales de desempleo. Por lo tanto, las acciones y el oro se comportaron como lo hicieron.

Los mercados quizás esperan que los futuros datos de empleo sólo mejoren de aquí en adelante. Los analistas también señalan algunos detalles: una alta proporción de los empleos perdidos fueron temporales y podrían recuperarse una vez que las empresas comiencen a reabrir.

Todos estos puntos están bien tomados, pero aún así, los estragos económicos causados por el virus son innegables.

Los factores que quitan el brillo a la «renuncia al riesgo»

Los inversionistas esperan una apariencia de normalidad a medida que los países de todo el mundo disminuyan las restricciones de cierre y refugio en el lugar. La probable reanudación de la demanda y el consiguiente repunte del petróleo han reforzado el sentimiento económico.

Esto recibió un impulso adicional por los informes que decían que Apple Inc. (NASDAQ:AAPL) reabrirá sus tiendas en cuatro estados la próxima semana con restricciones de seguridad.

Una vez más, los negociadores de EE.UU. y China hablaron por teléfono y discutieron la implementación de su acuerdo comercial de la fase uno. Esto fue un alivio bienvenido en la atmósfera cargada actual debido a las acusaciones de EE.UU. sobre el fracaso en el control de la pandemia COVID-19 por parte de China.

Estos factores, al alza de las acciones, han presionado los precios del oro.

Sin embargo, hay una palabra de advertencia de que los sentimientos de «riesgo» podrían volver con un golpe con un solo mal titular.

«Estas son, en el mejor de los casos, mejoras progresivas a una situación terrible», comentó Richard Baker, editor del Informe de los Mineros de Eureka, a Kitco.

¿Podrían ser las tasas de interés negativas ese mal asunto?

Los rendimientos ya están probando nuevos mínimos. Los bonos del Tesoro a dos años alcanzaron un mínimo histórico de 0,105% el viernes después de la publicación del informe de nómina, aparentemente dirigiéndose inexorablemente hacia el cero.

Esto ha provocado una conversación sobre la «japonización» de los EE.UU. en términos de que las tasas de interés se sitúen en territorio negativo.

Eso sería muy optimista para el oro.

Los inversionistas pueden adquirir la posición del oro aquí.

Por Sundeep Goyal
Sundeep Goyal es un inversionista y comerciante en acciones, productos básicos y divisas. Tiene calificaciones profesionales en contabilidad y una amplia experiencia en los mercados financieros. Además, se mantiene al tanto de los desarrollos en tecnología, inversiones alternativas y energía renovable.